Mirad lo que hemos encontrado buceando por la red. Es un didáctico anuncio donde se explica al usuario cómo identificarse para sacar dinero en un cajero. Esto es pura arqueología visual sobre el acceso lógico e identificación de personas. El día que montemos un museo sobre la biometría y sus orígenes, este anuncio ocupará un lugar destacado.

 

 

En 2013, sacar dinero del cajero es un gesto que nos parece natural, pero en 1969 era casi ciencia ficción. La explicación de cómo identificarse no tiene desperdicio. Cómo han cambiado los tiempos… ¿O no tanto?
 
Han pasado 44 años y seguimos igual. Usamos exactamente el mismo sistema de identificación en los cajeros. ¿No sería más sencillo y seguro usar la huella digital o el reconocimiento facial para identificarnos? A veces parece que el tiempo en este país se ha parado. En Umanick preferimos mirar hacia delante.