Parte I: el problema de los errores en la administración de la medicación

Umanick Technologies y Sistelnetworks han desarrollado una solución innovadora para su utilización en la Estación de Enfermería, la cual se integra en el Sistema de Información del Hospital (HIS). Esta solución suma la tecnología móvil, el reconocimiento biométrico facial y la tecnología Near Field Communications (NFC) con el objetivo de evitar los errores más comunes durante la administración de medicamentos a los pacientes hospitalizados.


biometría, NFC
La suma de biometría y tecnología NFC mejora sustancialmente la seguridad del paciente en el entorno sanitario.

 

El problema: los errores en la administración de medicación
Los errores en la administración de la medicación son realmente frecuentes, sin embargo, es importante destacar que la mayoría de ellos son triviales y no causan daño a los pacientes, aunque son un indicador de una baja calidad de la asistencia sanitaria. Existe un pequeño porcentaje de estos errores de medicación que suele producir en el paciente efectos adversos e incluso su fallecimiento, lo que origina una gran repercusión humana, de calidad asistencial y económica para el hospital.

Los errores de medicación ocasionan más de 7.000 muertes anuales, ya que se calcula que ocurren a nivel hospitalario en un 2% de los pacientes (Fuente ISMP).

Según el Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos (ISMP), el problema de los errores de administración de la medicación no es nada nuevo. Desde hace 25 años, distintos investigadores en ciencias de la salud ya comenzaron a estudiar la incidencia y las causas de la mortalidad por mal uso de la terapéutica farmacológica y advirtieron que una proporción importante de los efectos adversos atribuidos a los medicamentos derivaban de fallos o errores en su utilización clínica.
Los errores de medicación constituyen un problema de salud que merece toda la atención de los profesionales responsables. Trabajar en su detección, prevención y tratamiento debe ser un objetivo de los farmacéuticos, como especialistas del medicamento, de los médicos, como prescriptores del tratamiento, y del personal de enfermería, como la primera línea dentro del equipo multidisciplinario de atención al paciente.

Las causas: ¿por qué ocurren estos errores?

Los errores se deben a la suma de múltiples factores, entre los que Umanick destaca dos tipos: por una parte, los que comete el profesional que está en contacto directo con el paciente y sus procesos de atención y, por otra, los errores presentes en los sistemas relacionados con la organización, los procedimientos de trabajo, los medios tecnológicos empleados y las condiciones laborales existentes, entre otros.


pacientes, identificación
Una segura identificación de pacientes evitaría un 22% de los problemas por una errónea administración de medicamentos.

 

Muchos de estos errores tienen un denominador común y es la identificación errónea del paciente. En estos casos, el error suele nacer de un fallo del profesional, que lleva a cabo un procedimiento de trabajo que no ha sido diseñado correctamente y no pone la seguridad del paciente como prioridad. Además, usa medios tecnológicos poco eficaces e incapaces de detectar errores o posibles desviaciones.
Según un estudio realizado por el Ministerio de Sanidad español en 2007, un 8% de pacientes recibe un efecto adverso (EA) por parte del hospital durante la estancia en el mismo. De este 8% de pacientes, un 42% de EAs están claramente relacionados con errores de identificación.
La utilización de metodología y tecnologías asociadas al proceso de administración de la medicación evitaría un 22% de ellos, impactando de manera muy notable a la calidad asistencial así como un ahorro considerable en los costes derivados de dichos errores. Puedes consultar la información completa y revisada de este informe del Ministerio de Sanidad de España en el siguiente enlace.

Además la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe sobre la seguridad del paciente nos dice que una buena parte de los errores de medicación se producen por no aplicar la regla de “los cinco correctos”: paciente correcto, fármaco correcto, dosis correcta, hora correcta y vía de administración correcta. Más información disponible en la propia web de la OMS donde habla de la salud del paciente.

La solución: identificar al paciente por algo que es

Para evitar los errores de medicación se debe llevar a cabo una gran variedad de iniciativas que afectarán a todos los componentes del sistema sanitario. Su aplicación debe ser una responsabilidad de todos, impulsada y liderada por la alta dirección del centro.
Todos los procesos —selección, prescripción, dispensación, preparación, administración y seguimiento— deben ser analizados y mejorados teniendo a la seguridad del paciente como prioridad. De todos y cada uno de estos procesos, uno de los puntos más críticos, donde el paciente debe ser identificado por métodos realmente seguros, es durante la administración de la medicación.
Dentro de este abanico de mejoras, la identificación correcta e inequívoca del paciente es un aspecto fundamental. Para garantizar dicha identificación, se propone la utilización de dos tecnologías innovadoras que permitirán reducir los errores de manera muy significativa: tecnología biométrica para la identificación de personas y tecnología RFID NFC para la asociación de personas a una base de datos, permitiendo su identificación de manera automática y segura.

Proyecto conjunto Umanick – Sistelnetworks

Umanick y Sistelnetworks colaboran estrechamente para crear una prueba de concepto para resolver este problema con los errores de identificación durante la administración de medicamentos dentro del proceso de atención al paciente.

En este proyecto conjunto, Sistelnetworks provee el dispositivo móvil vWand y Umanick, por su parte, aporta su Umanick® Identification Server, que realiza toda la verificación biométrica, así como la aplicación móvil a utilizar en la estación de enfermería.