Hace apenas unos días vi por primera vez la frase “Big Data” leyendo un artículo de Javier Cao Avellaneda (@javiercao) en su blog Apuntes de seguridad de la información. El artículo, titulado “Big data y LOPD, ¿Enemigos íntimos?” aborda una problemática, que en cierta forma, ya estamos viviendo: Este nuevo avance tecnológico, este cambio en la forma de relacionar y analizar los datos para tomar mejores decisiones, nos beneficia como ciudadanos, clientes, usuarios de un determinado servicio; Pero ¿Hasta qué punto estamos dispuestos a sacrificar nuestra privacidad?

Enseguida me vino a la mente el recuerdo de un cortometraje dirigido por Dennis Liu (@dennisaliu) y escrito por Ryan Condal titulado PLURALITY. Mientras más profundizaba en mi lectura sobre el “Big Data” (What is big data?) gracias a varios artículos publicados en diversos blogs durante el último año, más recordaba los fragmentos de este corto. Es muy curioso descubrir, como el autor se adelanta a su tiempo haciendo una predicción de cómo será la vida en la ciudad de Nueva York el día de mañana. Un mañana donde la humanidad rinde su privacidad a cambio de la comodidad que trae el mundo verdaderamente ínter-conectado. Es decir… el “Big Data”!!!

 



 

Este corto que para mí ha sido muy interesante y entretenido de ver, nos muestra un futuro no muy lejano, donde LA RED conecta tu ADN con cualquier otra información o dato sobre ti o tus actos: tu comportamiento en redes sociales, tu seguro social, tus tarjetas de crédito… En fin, absolutamente todo. En la futura ciudad de Nueva York, hasta el más mínimo movimiento de sus ciudadanos está controlado, gracias a que prácticamente cualquier objeto (barandillas, escaparates, etc.) es capaz de tomar de forma instantánea una muestra del ADN de cada persona que lo toque y comunicarlo a un mando central, donde se identifica a esa persona y se relaciona con todos los datos disponibles sobre esta y su comportamiento.
 
Creo que esta obra, consigue hacernos reflexionar sobre el balance entre las comodidades de un mundo totalmente interconectado y nuestra propia libertad individual y derechos ciudadanos. Es cierto que con el uso del “Big Data” las empresas, gobiernos e instituciones podrán darnos un mejor servicio, pero estas ventajas tienen como sacrificio la perdida de una buena parte de nuestra privacidad.

 

Os recomiendo que no dejen de ver este cortometraje, les aseguro que pasarán un rato entretenido y el final seguro que te sorprende…. hasta la próxima.