Ejemplo de tarjetas

 

A la gran mayoría de nosotros, si nos pidieran que explicáramos qué y cómo es una tarjeta, diríamos cosas como que suelen ser de plástico, en forma rectangular, delgadas, que sirven para sacar dinero etc. Si fuéramos un experto, en cambio, contraatacaríamos con preguntas tales como “¿tarjeta de código de barras?, ¿RFID?, ¿una smartcard? o te refieres a tarjetas con tecnología Wiegand?” El mundo de las tarjetas es más amplio y complejo de lo que la mayoría sospechamos.

 

Para no dispersarnos demasiado, pues las aplicaciones son múltiples, en este post queremos introduciros en el – probablemente para muchos desconocido – mundo de las tarjetas empleadas actualmente en los sistemas de control de acceso. Os hablaremos de sus orígenes, funcionamiento, ventajas y desventajas. Comenzaremos con una que nos es muy familiar a todos:

 

Tarjetas de códigos de barras

Compremos lo que compremos, en los productos siempre nos encontraremos con el familiar código de barras, algo a lo que ya no prestamos ninguna atención. Para tu próxima visita al supermercado, te dejamos aquí un par de datos para que sorprendas a tu acompañante, aunque no lo aconsejamos como frase “rompe-hielo” si tu intención es ligar. El código de barras es un código basado en la representación mediante un conjunto de líneas paralelas verticales de distinto grosor y espaciado que contienen una determinada información. Es decir, las barras y espacios del código representan pequeñas cadenas de caracteres. La próxima vez que tengas un brick de leche en la mano, recuerda que te encuentras ante uno de los sistemas más antiguos empleados para la identificación. El 20 de Octubre de 1949 se presentó el primer sistema de código de barras por Norman J. Woodland y Bernard Silver como un método y aparato clasificador, patentado en 1952. Gracias a la precisión, rapidez y sencillez de codificación, su uso se extendió a otras aplicaciones, entre ellas los controles de acceso, donde los códigos de barras se  incorporaron a  las  tarjetas PVC.
La codificación se realiza mediante una imagen formada por combinaciones de barras y espacios. Las imágenes son leídas por equipos especiales de lectura óptica a través de los cuales se pueden comunicar datos a la computadora. No es necesario el contacto físico entre la tarjeta y el lector, aunque debe existir una línea de vista entre ambos. Existen tres tipos de etiquetas de códigos de barras:

 

Código de barras lineal
Es el código de barras más conocido. Consistente en líneas verticales, de anchos distintos, separadas por espacios en blanco. El número máximo de caracteres que pueden ser codificados es de 50.

 

Código de barras 2D
Cuenta con mayor capacidad de almacenamiento, siendo el número máximo de caracteres almacenable de 3.750

 

Código de barras 3D o Bumpy
A diferencia de los anteriores, este tipo de código de barras se lee utilizando el relieve de las barras, es decir, no depende del contraste entre barras oscuras y espacios. Por lo tanto pueden ser embebidos directamente (desde el molde) en los productos como, por ejemplo, latas o en partes plásticas. La ventaja de estos códigos es que son muy robustos. Por último, las ventajas e inconvenientes de las tarjetas de código de barras:

 

VENTAJAS
INCONVENIENTES
Bajo coste
Baja seguridad
Posibilidad de imprimirlas en cualquier lugar y con cualquier impresora.
Vida útil corta

Requiere mantenimiento

Sin estándar de codificación

 

La tarjeta magnética

IBM inventó la banda magnética allá por los 60 y, desde entonces, todos hemos pagado (y sufrido) cientos y miles de veces con ellas. Su uso se aplica también a los sistemas de control de acceso; se utilizan señales electromagnéticas para registrar y codificar información en una banda que puede ser leída por una máquina para identificar, de manera instantánea, al usuario portador de la tarjeta. Dicha banda posee propiedades magnetizables donde se codifica una información binaria y está compuesta por partículas ferro magnéticas incrustadas en una matriz de resina, siendo posible almacenar la información mediante una codificación determinada que polariza esas partículas.  La información se puede decodificar cuando la tarjeta, mediante contacto físico, se desliza sobre una cabeza lectora, aplicando el fenómeno de la inducción magnética.

 

A continuación enumeramos las ventajas e inconvenientes de las tarjetas de banda magnética:

 

VENTAJAS
INCONVENIENTES
Bajo coste
Requieren mantenimiento
No son fácilmente duplicables
Vida útil moderada debido a la fricción (~2 años)
Agilidad en el acceso
Requiere mantenimiento
Fácilmente producibles
Desmagnetización al exponerse a fuentes  electromagnéticas relativamente fuertes

Seguridad opcional y no estándar.

 

Tarjetas con tecnología RFID 

La tecnología RFID se desarrolló en 1940 para identificar los aviones aliados y enemigos durante la Segunda Guerra Mundial, siendo actualmente muy utilizada en los sistemas de control de accesos. La identificación por radiofrecuencia o RFID por sus siglas en inglés (Radio Frequency Identification), es una tecnología de identificación remota e inalámbrica en la cual un dispositivo lector se comunica a través de una antena con un transponder mediante ondas de radio.

 

El propósito fundamental de la tecnología RFID es transmitir la identidad de un objeto (similar a un número de serie único) mediante dichas ondas. Existen diversos tipos de tarjetas RFID, ya que éstas dependerán de la electrónica utilizada para almacenar los datos. Los sistemas RFID se componen principalmente de dos partes:

 

Un transponder o pequeña etiqueta electrónica adherida a la tarjeta que contiene un minúsculo microprocesador y una antena de radio. La etiqueta contiene el identificador único asociado a la persona.

Un lector que consigue obtener el identificador almacenado en el transponder, es decir, capaz de leer la información en éste.
En resumen el funcionamiento es el siguiente: el lector genera un campo magnético cuya señal de ondas de radio activa el chip de la etiqueta RFID. Éste a su vez activará al transmisor, el cual enviará un mensaje codificado único que será decodificado por el lector y procesado por la computadora. Aquí exponemos las ventajas y desventajas de las tarjetas RFID:

 

VENTAJAS
INCONVENIENTES
Gran capacidad de almacenamiento en comparación con el código de barras.
Mayor precio que el código de barras
Tamaño muy pequeño.
Mayor complejidad de generación.
Sin contacto.
Baja seguridad.
Funciona en condiciones ambientales adversas.

 

Aún hay mucho más que decir, en el próximo post os hablaremos de las smartcards y la tecnología Wiegand. El próximo lunes nos encontraréis aquí de nuevo y, si tenéis cualquier pregunta o sugerencia, no dudéis en contactarnos. Para más información sobre los sistemas de control de acceso, visitad: Control de Acceso Físico y Control de Acceso Lógico