En Umanick, seguimos con nuestra serie de artículos dedicados a analizar la huella dactilar y su uso como método de identificación biométrico de personas. En esta segunda entrega, explicaremos las razones que diferencian una huella de otra, cómo se procesa electrónicamente para poder realizar la identificación y expondremos algunas ventajas y desventajas que presentan los sistemas de reconocimiento por huella dactilar.

Empecemos por responder a la primera gran pegunta que planteamos: ¿Por qué se diferencia una huella dactilar de otra? La respuesta radica en que toda huella dactilar presenta un conjunto de particularidades —convergencias, desviaciones, uniones, interrupciones, fragmentos, entre otros— que dibujan las crestas que la componen. En cada huella tenemos una serie de crestas, y valles, que crean un dibujo en donde podemos reconocer ciertos puntos de interés para su uso en la identificación. Estos puntos son llamados minutiae o minucias.

 

Huella dactilar, de Jack Spader con licencia CC.
De todas estas minucias, son interesantes para la identificación terminaciones y las bifurcaciones de las crestas. El motivo que hace fundamentales estos dos es que, entre ambos, suman casi el 80% de los puntos de la huella dactilar. Además, existen también otros puntos de interés, como son el núcleo centro del patrón de la huella, las islas, los deltas y las discontinuidades.
 
A cada minucia se le atribuyen dos características: la posición, la cual señalaremos con dos coordenadas (x, y), y la orientación, la cual cuantificaremos como el ángulo comprendido entre la horizontal hacia la derecha (las tres en un reloj) y la prolongación de la línea con sentido positivo en contra de las agujas del reloj.
 
El dibujo dactilar formado por crestas y valles es único en cada persona, debido a la infinita cantidad de variantes que presentan. Es decir, no hay dos personas con huellas iguales. Y, además, tenemos un método para clasificarlas a través de las coordenadas y la orientación de estas minucias. Ahora hay que dar el siguiente paso: su procesamiento eficiente para que sea el método sea realmente efectivo y seguro para identificar con seguridad a las personas.

 

¿Cómo se procesa electrónicamente una huella?
Para que un sistema de identificación de huellas dactilares sea eficiente, es absolutamente necesario el uso de un procesado electrónico de la huella dactilar. Para realizar dicho procesado, el algoritmo encargado de comparar la huella debe recibir como parámetros las características de las minucias presentes en la muestra.
 
Pero obtener dicha información no es un problema trivial. Este procedimiento recibe el nombre de filtrado y se encarga de eliminar la información no necesaria para quedarse sólo con lo interesante: las minucias y su par posición y dirección, es decir, coordenadas y orientación.
 
Para que un dispositivo basado en la identificación por huella dactilar garantice el acceso a un servicio únicamente a los usuarios deseados, existe un proceso previo a la identificación, llamado enrolado. El enrolado consiste en la inserción, dentro del sistema, de la huella dactilar de un usuario para que la pueda reconocer en operaciones futuras, así como los permisos ligados a dicha huella.
 
El usuario puede enrolarse colocando su dedo en un aparato de reconocimiento de huella dactilar, tal como un dispositivo de escritorio o el mismo aparato de control de acceso. El sensor digitaliza el dedo del usuario y captura la imagen de la huella dactilar.
 
El algoritmo específico extrae puntos particulares de la imagen y convierte la información en un único modelo matemático, comparable a una contraseña con 60 dígitos. Este modelo único se encripta y se archiva para representar al usuario. No se guarda ninguna imagen concreta de la huella dactilar, por lo que no puede ser utilizada para la reconstrucción física de ésta.

 

Verificación e identificación
Una vez incluido el usuario en el sistema, el usuario ya puede ser reconocido. De qué manera se haga este reconocimiento dependerá de la modalidad de funcionamiento del aparato: verificación o identificación.
 
En la verificación, se confirma la autenticidad de un usuario previamente enrolado. El usuario proporciona su huella dactilar (posicionando el dedo en el sensor) junto con su información de identidad como, por ejemplo, su número de ID. El sistema de comprobación de huella dactilar recupera la plantilla de la huella según el número de ID y la compara con la huella dactilar del usuario adquirida en tiempo real. Si ambas coinciden, la muestra previamente registrada y la muestra actual, el usuario es verificado positivamente.

 

Toma de huellas dactilares, por Exercise Tradewinds 2009 con licencia CC.

 

En cambio, en caso de identificación, se establece la identidad de un individuo comparando su huella dactilar capturada en vivo contra una base de datos de individuos conocidos. Sin el conocimiento previo de la identidad de la persona, el sistema de identificación de huella dactilar intenta comparar su huella con aquellas que están en la base de datos. Si encuentra una huella similar, el sujeto es identificado con éxito.

 

Ventajas y desventajas
Entre las ventajas de los sistemas de reconocimiento por huella dactilar, podemos mencionar el porcentaje de fallo extremadamente bajo frente a otras técnicas biométricas, el equipo es relativamente económico, presenta facilidad de uso ya que una muestra es fácil de tomar y mantener) y es un método muy desarrollado e investigado.
 
Por su parte, un sistema de reconocimiento por huella dactilar, presenta un inconveniente en algún tipo de entornos laborales. En algunos usuarios, por ejemplo quienes trabajan muy intensamente con las manos, pueden producir algunas dificultades en el sensor para capturar una imagen dactilar completa y correcta. Otro inconveniente es, aunque cada vez menos, que los usuarios relacionan esta técnica con investigaciones policiales y actividades de tipo criminal y les provoca cierto rechazo.
 
En próximas fechas, en nuestro blog continuaremos explicando pormenorizadamente todos los aspectos relativos a la identificación de personas por huella dactilar. Si no quieres perdértelo, puedes suscribirte a nuestro newsletter con el formulario que tienes en la parte superior de esta misma página.